¿Qué es?

Este principio establece que al realizar un movimiento, los músculos Antagonistas son inhibidos por el Sistema Nervioso Central para crear una contracción más fuerte de los Agonistas.

¿Cómo podemos aprovecharlo?

Agrupando movimientos de Tirón y Empujón o de Extensión y Flexión de la misma articulación, alternando series de uno y otro.

El tiempo de descanso entre movimientos variará dependiendo del objetivo.

¿Qué ventajas tiene?

En primer lugar, los músculos antagonistas se recuperan más rápido al ser inhibidos por el Sistema Nervioso; en segundo lugar evita desequilibrios entre grupos musculares, la causa más común de lesiones.

Por último, permite aumentar la Densidad del Entrenamiento: Mayor Volumen en menos Tiempo.

Este último punto tiene una gran relevancia ya que la Intensidad de la sesión se verá incrementada radicalmente, lo que beneficia al Sistema Cardiovascular, aumenta el EPOC y, en definitiva, constituye una herramienta potentísima para mejorar la Composición Corporal: más Músculo y menos Grasa.

Este Principio lo aplico en mis Entrenamientos de Torso, agrupando ejercicios que se ejecutan en el mismo Plano de Movimiento pero en sentido opuesto: Press Militar y Dominadas (video) o Press Plano con Remo con Barra.

Los tiempos de descanso entre series de distintos movimientos los mantengo por igual o por encima de los 60 Segundos, por lo que el tiempo total entre series del mismo movimiento ronda como mínimo los 2 minutos.